La revolución del refill

Yo soy ávida fanática de los conciertos. Llego horas antes, siempre quedo sin voz, y mis piernas requieren reposo de tanto que me la paso saltando. Es algo que disfruto mucho y que siempre insisto que no me molesta gastar mi dinero en ellos.

En Monterrey hay muchos conciertos y festivales. He podido disfrutar de muchos de mis artistas favoritos y siempre bien acompañada. Desde el 2012 que hay como 4 o 5 festivales grandes de música por año y cada año aparecen nuevos con otras temáticas, unos más grandes que otros, pero todos llenos de asistentes).

Hay algo que comparten todos estos festivales en común: la cerveza. Monterrey (la ciudad donde vivo) demás de ser casa fundadora de una de las cerveceras más grandes del país, pues por las temperaturas altas que se presentan la mayor parte del año también consumimos bastante. Y aquí todos los festivales están patrocinados por una cerveza. Es decir, dentro del festival el consumo de cerveza (si eres mayor de edad, claro está) es casi un must.

Menciono esto porque aquí es donde como zero waster se pone un poco complicada la asistencia al festival. En cuanto a la comida yo pudiera optar por opciones en empaques biodegradables o reciclables (como cartón) y evitar usar utensilios plásticos. En mi entrada puedo enviar a reciclar mi boleto y así evitar el desecho. Pero en la bebida, y específicamente en la cerveza, nos quedamos casi sin opción (una opción siendo abstenerse de tomar).

Para mi (des)fortuna, el primer festival al que asistí fue Austin City Limits, que se celebra cada año en la ciudad de Austin, Texas en Estados Unidos. Este festival cuenta con iniciativas de reducción de impacto ambiental. Entre ellas, está el refill. En el caso de agua tu puedes entrar con tu botella reutilizable y recibir refill de agua potable todo el día completamente gratis. Y en la cerveza, mucha viene en latas y hay un programa de reciclaje muy completo por parte del festival.

Water-refill-station-ACL-
Estaciones de refill de agua potable

Pero en los festivales en Monterrey no existe este formato. Es un vaso por cerveza, cada vez que compras cerveza. Y así es como se forman las famosas torres de vasos. Si no estás familiarizada con una, aquí te comparto una foto.

torre1

Famosas torres que hasta parece competencia quien junta más. Y pues si te gustó el diseño del vaso o te gusta coleccionarlos pues los cuidas y te los llevas a tu casa y los reutilizas. Pero quien no (que son la mayoría) los desechan ahí mismo y se convierten al final del evento en esto:

En pocas palabras, una tormenta de plásticos con poca probabilidad de ser reciclados. Definitivo hay algo que podemos hacer al respecto!

La revolución

A inicios de este año una petición en Change.org sugería que el festival Pa’l Norte (uno de los más grandes e icónicos de mi ciudad) dejara de utilizar unicel y desperdiciar tanto plástico. Dicha petición fue iniciada por Perla Martínez a través de su campaña Revolución Refill.

17155258_1336447193111846_1669140230706177398_n

Obviamente me hice seguidora desde el primer día y firmé y compartí la petición. Pa’l Norte no hizo nada al respecto, pero hoy es fecha que, gracias al movimiento, ya muchos otros festivales se pusieron las pilas.

Recientemente pude trabajar de la mano con Perla en implementar un sistema de refill y segregación de residuos para el festival Cielo Mágico. La experiencia fue increíble, trabajar de la mano con organizadores que muestran la disposición y compromiso a reducir su huella ecológica por generación de basura y además incentivar a la gente a participar en el proceso fue muy positivo. Junto con un equipo de 20 voluntarios logramos separar más de 400 kg de residuos reciclables, lo que equivale a más de 200,000 toneladas de CO2 evitadas a la atmósfera.

cm1
Monitoreando la segregación
cm2
¡Descuento por pedir refill!
cm3
El equipo de voluntarios del domingo
cm4
Nuestro sitio de recuperación de residuos reciclables

R de Refill

Si alguna vez has asistido a un festival de música o evento masivo, tu huella ecológica ha aumentado. Se estima que una persona que asiste a un festival de música masivo promedio de un día emite aproximadamente 33 kg de dióxido de carbono y genera 9 kg de residuos que no se reciclan.

Así que cualquier actividad que realices para reducir tu impacto ambiental al asistir a un evento sí tiene un impacto.

Pedir refill en tu bebida es una actividad que promueve la jerarquía de los residuos, porque:

  • Reduces la cantidad de vasos y residuos plásticos
  • Reutilizas tu envase

De esta forma se logra que cada vez haya menos torres de vasos y por ende los espacios naturales en donde ocurren estos festivales no sufran un gran deterioro ambiental.

Así que en tu siguiente festival o concierto, ¡pide refill! Dile a tus amistades que pidan refill, al de la barra que ofrezca refill, a los organizadores que instauren el refill. Después de todo, no es algo nuevo pues ya se hace en muchos festivales y también tiene un gran beneficio ambiental. Y tu reduces tu generación de basura, un vaso a la vez.

¿Tú alguna vez haz pedido refill en un evento? ¿Cuál fue tu experiencia? Me encantaría conocerla!

Nos leemos,

Karla

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s