Botanas rápidas y deliciosas para una reunión cero residuos

Organizar una reunión o fiesta regularmente requiere de mucho esfuerzo y tiempo. Hay que limpiar la casa, invitar a la gente, preparar la playlist, y por supuesto, ¡la comida! No hay buena fiesta sin comida.

¿Qué ofrecemos que a todos les guste y sea fácil de preparar? Este es la pregunta en mi cabeza esta semana para mi esta semana pues el domingo invitaré a amigos a ver el tan esperado Super Bowl. Si no nos preparamos con tiempo, caeremos en el cliché de comprar una bolsa de papitas y cacahuates con un dip cremoso y listo. Pero con el estilo de vida cero residuos hay que ser más creativos y buscar opciones con un menor impacto ambiental.

Así que hoy les comparto mis botanas favoritas que no solo no generan residuos, sino además son sencillas y deliciosas. Incluí también tres recetas para prepararlos.

A granel

¡Sí! Aunque no lo creas, hay muchas botanas que puedes conseguir a granel. Mis favoritas para una ocasión como la de este domingo son palomitas. Otras opciones son nueces y semillas como cacahuates salados, enchilados, con cáscara, almendras, nueces de la india, arándanos, etc. Todas estas opciones, incluyendo el maíz palomero, las he encontrado en la sección a granel de HEB (la mejor surtida que me he topado ha sido la de Gomez Morin).

popcorn
Brown Eyed Baker

Si tu hit son las papitas fritas, ¡no os desesperéis! En el centro de Monterrey hay muchos sitios donde puedes adquirir papas fritas y otros tipos de botana por gramaje. Solo recuerda llevar tus propias bolsas reutilizables. Encontrarás estos locales en la zona cercana al Mesón Estrella y el Mercado Juárez.

Guacamole

El mejor acompañante de TODO. Es decir, ¿qué no sabe bien con un poco de aguacate? Guacamole solo, o con limón, o con pico de gallo y ajo, con salsa, ¡con lo que sea! Completamente cero residuos y mega delicioso. Sirve con tostadas, pan… o a cucharadas, ¿por qué no?

IMG_20180131_184213583

Fruta y verdura

Una opción más ligera y sencilla. Compra tu fruta o verdura favorita para compartir y la sirves con limón, salsa, hummus (checar receta abajo en este post), chocolate, etc. Puede ser una botana dulce o salada. A mí me encanta servir jícama, pepino y piña.

Hummus

O también conocido como el mejor amigo de los veganos/vegetarianos en todas las fiestas! Súper delicioso, rico en proteína y sencillo de preparar. Para hacerlo, ocuparás:

  • 12 onzas de garbanzos cocidos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de tahini
  • Jugo de limón
  • Sal
  • Un gajo de ajo picado

IMG_20180131_170824418

Para que esta receta sea cero residuos tendrás que adquirir tus garbanzos a granel. Déjalos remojar una noche antes y luego las coces en agua. Puedes optar por quitarles la cáscara que se les separa cuando los hierves. Guarda poquita del agua para hacer tu hummus más cremoso.

El aceite de oliva cómpralo en un contenedor de vidrio, así podrás reutilizarlo o llevarlo a un centro de reciclaje. En cuanto al tahini, quizás tengas suerte y en tu supermercado encuentres en un envase de vidrio. Para mí no fue el caso y solo había en botes de plástico con muchísimas etiquetas, entonces opté por hacer uno casero. Solo molí ajonjolí tostado que compré a granel con tantito aceite de oliva y listo.

El siguiente y único paso es moler todo en la licuadora o procesadora de alimentos. Intenta al principio con solo unas 3 onzas de agua de garbanzo que usaste para hervir y evalúa la consistencia. Si te gusta más cremoso, ve agregando agua de poquito en poquito hasta que sea de tu agrado.

IMG_20180131_173935755

¡Y listo! Sirve con verduras o pan pita. Para darle sabor extra puedes agregar más condimentos a la receta. A mí personalmente me encanta prepararlo con chiles chipotles o salsa picante (como Valentina).

IMG_20180131_174043605

Tacos

Los tacos son una gran opción cuando tienes invitados con gustos diversos pues puedes ofrecer varios guisos con un stack de tortillas y todos felices porque pues, ¿a quién no le gustan los tacos?

Existen muchos guisos que puedes preparar sin generar residuos. Les comparto mis dos favoritos a continuación:

  • “Chicharrón de avena”: este tiene que ser mi platillo vegano favorito de la historia!! (ya para estas alturas del post pueden deducir que tengo una debilidad por la comida porque todo es mi favorito, ups). El platillo consiste en dorar avena en un sartén con poquito aceite, hasta que literalmente este dorada y tostadita, y después agregas salsa casera de tu preferencia (verde, roja, tatemada, etc, de tomate, etc.) y dejas que se cosa junto con la avena. Se va a formar una textura como de chicharrón (de ahí el nombre). Servido con totillas de maíz, limón, cilantro y aguacate…nadie, se los juro, nadie va a extrañar la carne en tu reunión.

IMG_20180201_104236658

Recuerda comprar la avena a granel y preparar tu propia salsa con ingredientes no empacados para que sea un platillo cero residuos.

IMG_20180201_104630759

  • “Fajitas” de champiñón: este platillo queda mucho mejor si usas portobello, pero cualquiera de dos aplica. Cocina en un sartén tiras de cebolla junto con rajas de pimiento verde, amarillo, naranja y/o rojo (mientras más mejor). A medio cocer, agrega tiras de portobello o champiñón rajado y tapa el sartén. Puedes agregar ajo, sal y pimienta al gusto. Servido también en tacos con cilantro y aguacate y bam, otra opción cero residuos y súper deliciosa.

IMG_20180201_104609601

Otras consideraciones para una reunión sin residuos

Ya que aseguramos alimentar a los invitados sin generar basura, que no se nos pase las otras áreas clave en donde podemos evitar residuos:

  • NO desechables. Nein, non, prohibido, adiós.
  • Prepara aguas frescas para ofrecer como bebida para evitar refrescos embotellados
  • ¿Alcohol? Enfrascado en vidrio es bienvenido. Si es en envase retornable, ¡aún mejor!
  • Evita las servilletas al ofrecer a tus invitados que usen unas de tela. Si quieres aprender a hacer las tuyas, te comparto un tutorial aquí.

Ahora sí a planear fiestas sin culpa del impacto ambiental que ocasionan. ¿Tienen más ideas de recetas o tips? Me encantaría escucharles.

Nos leemos,

Karla

Tutorial – almohadillas y pañuelos faciales reutilizables

La mayoría de los productos desechables que encontramos en el mercado se diseñaron para nuestra comodidad, y los pañuelos y almohadillas para la cara no son excepción. Estos están hechos de un material que se conoce como “cellucotton”, en donde aprovechan la parte más fibrosa, por así decirlo, de la planta del algodón.

Este invento que lleva más de un siglo originalmente tuvo propósitos médicos con los cuales coincido que son un buen uso hasta el día de hoy. Sin embargo, ¿para desmaquillarnos la sombra de ojos después de un día de trabajo? No lo creo. Sin duda debe haber alternativas más amigables con el medio ambiente.

Así que usando nuestra guía de la jerarquía de residuos vamos a buscar reducir nuestra cantidad de consumo de productos desechables y optar por alternativas reutilizables. Y al igual que en las bolsas, la tela va a ser nuestra mejor amiga aquí.

Las almohadillas y pañuelos faciales de tela son súper útiles para actividades diarias como lavarnos la cara, aplicar algún limpiador facial, desmaquillarnos, secarnos lágrimas o sudor, limpiar nuestra nariz, etc. Vas a requerir pocas de ellas pues al ser tela se pueden lavar una y otra vez y no hay necesidad de adquirir más. También, vas a ver un ahorro pues dejarás de requerir comprar paquetes nuevos de pañuelos y almohadillas desechables (que tienen un costo aproximado de 50 pesos mexicanos).

Así que manos a la obra para hacer nuestras propias almohadillas y pañuelos. Los materiales que ocuparemos son:

  • Tela
  • Hilo de algodón
  • Aguja o máquina de coser
  • Tijeras
  • Alfileres

La tela

La mejor tela que puedes conseguir para este proyecto va a ser algodón. Mi sugerencia para que sea un proyecto aún más zero waste es que utilices:

  • Algodón orgánico – al ser orgánico significa que no fue requerido el uso de fertilizantes y pesticidas dañinos al medio ambiente durante su fabricación.
  • Usar tela de “segunda mano” – ¿tienes a la mano alguna camiseta que ya no te queda o no planeas usar? Es perfecta para este proyecto.
  • Algodón orgánico de segunda mano – uff, ¡te ganaste el jackpot de la sostenibilidad!

Para este proyecto usé unos pantalones de pijama viejos que compré en un mercado. La tela del pijama es excelente porque al ser franela tiene un toque muy suave perfecto para el rostro. Otras opciones es que reutilices tela de toalla, pues es muy absorbente, o de algún suéter o calcetas tejidas, que también son muy suaves.

IMG_20180121_114356892
Los pantalones de pijama que convertiré en pañuelos y almohadillas

Ya que tengas tu tela recuerda lavarla muy bien antes de usarla para asegurarnos de que el tamaño que usaremos sea el real y no se encoja después.

Pañuelos

Para hacer tus pañuelos comienza por estirar la tela en una superficie plana y determinar el tamaño del pañuelo a tu gusto. Como el patrón de mi pantalón es cuadriculado, lo usé a mi favor para poder hacer el corte. Este tamaño es de aproximadamente 20 cm x 20 cm.

IMG_20180121_115406289.jpg

Utiliza tijeras para cortar tu pañuelo, dejando aproximadamente un centímetro extra de cada lado para poder hacer la bastilla (si no vas a querer bastilla en tu pañuelo entonces ignora este paso).

Una vez cortado usaremos alfileres para hacer el doblez de la bastilla y aguja e hilo para asegurar todo en su lugar. Yo sugiero que se utilice la puntada de manta o blanket stitch pues deja un acabo muy lindo en el contorno del pañuelo. Si es tu primera vez cosiendo a mano aquí hay un muy buen vídeo que explica a detalle cómo hacerlo. Igual aquí comparto una serie de fotografías del proceso:

This slideshow requires JavaScript.

Si tienes máquina de coser o hiladora se simplifica mucho el proceso. Una puntada cruzada de zig-zag es muy buena para el acabado. A mí me gusta usar esta que simula la puntada de manta.

Una vez que termines todo el contorno está listo tu nuevo pañuelo de tela. Puedes usarlo también como servilleta reutilizable. No lo olvides a donde sea que vayas.

img_20180121_122227838.jpg

Almohadillas

Para hacer las almohadillas va a ser útil que tengamos un objeto como referencia de tamaño para asegurarnos que todas queden igual. Yo utilice una tapita de un frasco de vidrio.

IMG_20180121_123732919

Va a ser necesario que cortes varios círculos para hacer tus almohadillas. Como la tela del pantalón que yo usé es algo delgada, ocupé de 3 a 4 círculos para cada almohadilla. Si estás usando una tela más gruesa o tela de toalla, entonces seguramente con una sola capa será suficiente.

IMG_20180121_123822913

Al igual que con el pañuelo puedes optar por no hacer bastilla, pero si usaste más de una capa (como en mi caso) si va a ser necesario coserlas juntas. En este caso yo volví a usar la puntada de manta de mi máquina de coser, que igual puede ser hecha a mano con aguja e hilo.

IMG_20180121_124026804

Y listas tus almohadillas reutilizables. Yo tengo seis y con mi rutina diaria es más que suficiente para que me duren toda la semana. Puedes adecuar la cantidad muy fácilmente a tus necesidades.

IMG_20180121_124318131.jpg

¿Qué les pareció? A mí me encanta la facilidad con que se hacen porque en primera nos quitamos excusas de buscar alternativas a productos desechables. Segundo, son súper fáciles de personalizar para que se adecuen a tu gusto. Y tercero, ¡pueden ser un gran regalo! Un kit de almohadillas para tus amigas cercanas o compañeros de trabajo es una idea excelente para invitarles a reducir sus residuos.

IMG_20180121_124401464

Espero este tutorial les haya sido de utilidad y si se animan a hacer las suyas por favor compártanme fotos! Me encantaría ver cómo quedaron o qué mejoría encontraron en el proceso.

Nos leemos,

Karla

Remedios cero residuos para aliviar un resfriago

En mi natal Monterrey por lo regular solo tenemos temperaturas bajas dos semanas al año, la última y primera semana para ser precisos. Durante ese tiempo logré mantener mi cuerpo sano y libre de enfermedades con muchos cobertores, calcetines y quedándome en casa.

Sin embargo, la ironía no puede faltar en mi vida y el día que subió la temperatura contraje una gripe horrible. De esas que no te dejan dormir en la noche. Ahora, en alguna otra época de mi vida hubiera ido a la farmacia por medicina y un paquete de pañuelos desechables y listo. Pero lo desechable no encaja en mi nueva vida así que hoy les vine a compartir mis remedios cero residuos para una gripe o resfriado común.

Aviso importante: no soy doctora ni tengo cualidades para recomendar qué hacer o qué no hacer para aliviar un resfriado. Si crees que tus síntomas son graves mejor consulta con tu doctor, la salud es primero.

Nada como una bebida caliente para aliviar la garganta, y si contiene hierbas curativas aún mejor.

Para que sea cero residuos asegúrate de comprar té en hoja suelta, ya que los de paquete muchas veces la bolsita está hecha con plástico y son difíciles de compostar. Mis favoritos son los de De Canela & Miel. Puedes prepararlo directamente en el agua caliente y después filtrar las hojas, o bien usar un infusor de metal.

Otra opción es que prepares el tuyo. Mi favorito es el de miel y limón, y en casos de síntomas más fuertes le agrego jengibre. Las propiedades curativas de esta raíz son muchísimas, pues ha sido utilizado como parte de la medicina natural en muchos países durante siglos. Solo corta un pedacito y bien rallado lo dejas en agua caliente, agregas una cucharadita de miel natural y una cucharada de jugo de limón. Puedes endulzar si gustas, pues el sabor si es muy fuerte. Pero sentirás un gran alivio.

Para asegurarte que sea cero residuos, adquiere la miel en un contenedor de vidrio que después puedas reutilizar.

Image result for ginger tea
Foto de Gluten Free Gigi

Un baño caliente

Sin promover el desperdicio de agua, pues no se trata de sacrificar uno por el otro, un baño con agua tibia o caliente puede aliviar dolores musculares asociados con el resfriado y despejar la nariz congestionada. He leído por ahí, pero no he probado, que agregar a tu baño plantas con un olor fresco, como eucalipto o menta, puede ayudar a sanar las fosas y sentir mayor alivio.

Si optas por esta opción, y no cuentas con bañera o tina (como yo) puedes poner cubetas al fondo de tu regadera y después reutilizar esa agua para regar plantas, trapear, etc. Eso ayudaría a evitar el desperdicio.

Image result for eucalyptus shower
Foto de Juicing For Health

Aceites esenciales

Hace como dos años compré un frasco de aceite de eucalipto que supuestamente ayudaba con el alivio del estrés. Hasta este día sigo pensando que es de las mejores compras que he hecho en mi vida. Me lo ponía al salir de yoga o después de hacer ejercicio y con eso mis músculos tensos se relajaban y podía dormir mejor.

IMG_20180115_105943251

Así ahora cada vez que tengo dolor por dormir incómoda, por tener migraña o por algún resfriado, me unto tantito de ese aceite y me doy un masaje. Y como magia me siento mejor instantáneamente. Aparte de que el olor se queda conmigo durante el día y es delicioso.

Otros aceites muy buenos son de lavanda, romero y jengibre, depende de lo que tengas a la mano.

Si los masajes no son lo tuyo, puedes obtener el beneficio de estos aceites usando un difusor o humidificador que libere las propiedades y lo puedas respirar. O bien puedes untarlo en algún paño caliente con agua y colocarlo en donde tienes dolor (aplica mejor para dolores musculares o cólicos).

cabecera-aceites-y-difusores_2
Foto de Don Aire

Pañuelos de tela

Por más té y baños calientes que tomemos, el resfriado va a tener que salir de nosotros. La alternativa cero residuos para limpiar tu nariz es usar pañuelos de tela en lugar de desechables.

Los pañuelos de tela son muy comunes en fiestas formales como bodas donde los invitados las usan en caso de que tengan alguna lagrimita sin necesidad de arruinar su maquillaje. Pero por alguna razón que no entiendo no traemos esa práctica en nuestra vida diaria. En lugar de eso usamos pañuelos de papel feos y rasposos que dejan irritación en nuestra nariz y aumenta el dolor. No, no y no.

Si no tienes o no sabes dónde comprarlos yo te sugeriría que primero preguntes con tu familia a ver si alguien tiene y te quiera regalar. Quizás tu abuela tenga un cajón repleto de ellos. Y si no, hacer pañuelos de tela es de lo más fácil. Yo hice estos de aquí de la foto a partir de un pantalón de pijamas que ya no me quedaba. Si le quieres agregar detalle le puedes coser una bastilla y hasta bordarle tus iniciales. Son perfectamente lavables y reutilizables. Tu nariz y el planeta de lo van a agradecer.

IMG_20180115_110129682

Bueno pues después de una semana con estos síntomas ya estoy aliviada y oficialmente superé mi primer resfriado cero residuos. ¿Ustedes que otras formas de aliviar sus síntomas tienen que podamos añadir a la lista?

Nos leemos,

Karla

 

 

12 propósitos para un año nuevo con menor impacto ambiental

Es ese momento en el año en que reflexionamos sobre lo que hicimos los pasados últimos doce meses. Los logros, los fracasos, las alegrías y las frustraciones, y recontar qué tanto cumplimos lo que nos propusimos hacer. De esta forma, podemos ver al año nuevo como una nueva ventana de oportunidades de conseguir aún más y mejores metas.

Personalmente por los últimos cinco años yo me he propuesto metas algo limitadas pero muy específicas a mitigar un daño ambiental que mi estilo de vida estuviera causando. Tal fue el caso para el 2017 cuando me propuse no usar desechables y perseguir una vida cero residuos.

En ese tono hoy les quiero compartir doce resoluciones o propósitos de año nuevo que ustedes pueden adoptar para este 2018 si lo que buscan es reducir su impacto ambiental. Unos más sencillos que otros, pero todos igual de importantes para encaminar una vida sostenible.

1. No consumir agua embotellada

El agua natural en botella de plástico es de los inventos humanos que más coraje me dan. Me alegra que sean de utilidad para casos de desastres en donde representan una gran manera de propiciar de un elemento vital a la población. Pero para el diario, cuando te dio sed y llegaste a la tienda a comprarla por diez veces su valor y que en cuestión de minutos sea basura permanente por más de 100 años…mmm… NO GRACIAS.

En el mundo se consumen más de 50 mil millones de botellas de agua diariamente, de las cuales más de la mitad terminan en el relleno sanitario. Si esas personas utilizaran una botella reutilizable y usaran refill, ¡serían 50 mil millones de botellas menos cada día!

Así que carga tu termo contigo, compra un filtro de agua para tu llave o empieza a utilizar garrafón, pues en 2018 no más agua embotellada!!

2. ‎Rechazar popotes desechables

Los popotes de plástico desechables son el enemigo número uno de todos los ambientalistas desde aquel video de la pobre tortuga marina. Y si lo piensas, ni siquiera son necesarios. Son de nuevo un lujo que muchas veces aceptamos sin darnos cuenta por mera costumbre.

Este 2018 repítele a tu mesero más de una vez que quieres tu bebida sin popote y bebe directo del vaso. O, si lo prefieres con popote, lleva el tuyo reutilizable contigo.

3. ‎Usar bolsas de tela

160,000 bolsas de plástico son usadas cada segundo. Así es, leíste bien. Cada segundo. 160 mil. Ya pasó otro segundo, ahí van otras 160,000. Oh, otra vez, 160,000 más. Y más, y más, ¡y más!

Lo siento si parece que estoy dramatizando, pero no hay de otra: son demasiadas, y todas absolutamente innecesarias. Por lo que una gran forma de reducir tu impacto ambiental en este nuevo año es usar siempre tus bolsas reutilizables para cualquier compra o vuelta que tengas y decir no más a las odiosas bolsas de plástico desechables.

4. ‎Adoptar una dieta baja en carne (vegana o vegetariana)

Siempre es un tema delicado hablar sobre lo que comemos, sobre todo cuando está tan aferrado a nuestra cultura y estilo de vida. Pero no hay como negar el impacto ambiental que tiene el consumir proteína animal. De acuerdo con la FAO, cerca de un cuarto del total de las emisiones a la atmósfera provenientes de actividades humanas son ocasionadas por la ganadería. Consumir carne de vaca usa hasta 28 veces más terreno y cuatro veces más agua por caloría consumida que cualquier otro ganado.

Si no te sientes cómodo con dejar por completo la carne, puedes empezar con el Lunes Sin Carne y después poco a poco ir cambiando tus platillos hacia más frutas, verduras y granos. O quizás pudieras eliminar la carne de tus desayunos y cenas primero, y escoger la opción vegetariana o vegana en el menú. Poco a poco dejarás de extrañarla. Solo ten precaución de cuidar bien tu dieta para no desbalancear los nutrientes necesarios.

5. ‎Compra local

Optar por productos hechos en tu localidad tiene dos ventajas principales. En primera, se reduce el impacto ambiental de las emisiones por transporte para tener el producto en tus manos. El transporte es de los sectores más contaminantes y que contribuyen al cambio climático. A veces consumimos productos que vienen literalmente de otro continente, así que mientras más cerca es mucho menor huella de carbono.

La segunda ventaja es que hay un impacto positivo social y económico en tu localidad. Impulsas a los emprendedores que muchas veces batallan para competir con las grandes corporaciones, y así empoderas sus buenas prácticas y sus familias y quienes dependen de ellos. Si tienes suerte hasta puedes llegar a conocerlos en persona y saber más sobre el proceso y lo que está detrás de lo que estás adquiriendo.

6. Evitar lo nuevo, preferir lo usado

Un poquito en el giro de nuestra adorada jerarquía de los residuos, siempre va a ser prioridad reducir. Y en esa línea, si podemos reducir lo nuevo y darle una nueva vida a un producto ya usado, que mejor. De esta forma evitamos que estos tengan una equivocada disposición y muchas veces hasta ahorramos unos cuantos pesos.

Así que este nuevo año, si estás en busca de una nueva licuadora para hacer tus jugos saludables o un vestido para salir de noche con tu pareja, lánzate a tu mercado más cercano o busca entre tus vecinos y amigos quien te pueda vender o prestar lo que buscas, antes de comprarlo nuevo.

7. ‎Hacer carpool o utilizar transporte alterno (público, bicicleta, caminar)

Esta quizás es muy sencilla en caso de que vivas en una ciudad pequeña o con amplio acceso a transporte público. Pero al menos en el caso de Monterrey, no siempre es la opción más fácil. Lo común aquí es moverte en carro particular, y muchas veces (tristemente) un solo pasajero en cada carro. Eso nos tiene posicionados como la ciudad con la peor calidad del aire en toda América Latina y está impactando negativamente en nuestra salud.

Aquí habrá que ponernos creativos y quizás optar por compartir viajes con algún compañero de la escuela o trabajo, buscar las rutas de camión más cercanas a la zona que acostumbramos y planear los viajes con mayor tiempo. Incluso puedes proponer hacer home office y evitar usar el carro a toda costa. Lo que realices tendrá un gran impacto positivo en el medio ambiente.

8. Separar tus residuos (y de paso, hacer composta)

Existe un gran mito urbano sobre el manejo de los residuos que dice que no hay sentido en separar la basura porque al cabo que todo se junta después. Y aunque puede ser cierto, al menos en el caso de Monterrey no lo es.

Separar o segregar los residuos que generas en tu casa u oficina tiene un gran impacto positivo en el medio ambiente pues se promueve que en la medida de lo posible todos puedan tener un aprovechamiento distinto al de la disposición en el relleno sanitario. Puede ser que los pepenadores lo utilicen para la compra venta de material reciclado, o que las recicladoras obtengan materia prima para elaborar sus productos.

El mejor ejemplo es para los residuos orgánicos, que para muchos hogares y comercios (como restaurantes) significa la mayor cantidad de basura generada. Una correcta segregación te da oportunidad de elaborar tu propia composta y con ello obtener fertilizante o abono para tus plantas. Y ya sea que lo uses tú, lo vendas o lo regales, se reducen las emisiones de gases efecto invernadero por descomposición y es regresarle nutrientes al suelo que ya invirtió en darnos esos alimentos.

9. Adiós a los productos con micro plásticos

Los micro plásticos son pequeños pedazos (menos de 5 mm) de plástico que hoy en día comúnmente encontramos en productos de higiene. Algunas cremas que dicen ser exfoliadoras o de limpieza profunda incluyen lo que denominan “microperlas” para hacer el trabajo de exfoliación, y pues no son más que pedacitos de polietileno que terminan en el drenaje una vez que nos enjuagamos. También son muy comunes en pastas de dientes comerciales, en donde tienen el mismo desenlace.

Aunque por su tamaño pueden parecer inocentes, los micro plásticos representan una gran amenaza al medio ambiente. Por el drenaje terminan siendo liberados en cuerpos de agua donde la biodiversidad acuática los ingiere, afectando sus organismos y muchas veces llegando a ser fatal. Estos plásticos, por no ser biodegradables, solo se acumulan dentro del cuerpo del animal. Y a través de la cadena alimenticia, dicha acumulación de magnifica para los depredadores. Así que sí, nosotros mismos llegamos a ingerir micro plásticos cuando consumimos un pez que los ingirió.

Para evitarlos puedes optar por buscar alternativas exfoliantes con productos naturales, como granos de azúcar o de café molido. En internet hay muchísimos tutoriales y yo estoy trabajando en algunos para poder evitar este producto contaminante a toda costa.

10. NO UNICEL

El unicel tiene muchas ventajas como material que comprendo que son necesarios para algunas industrias. Pero es exactamente eso lo que hay que entender. Es necesario para algunas aplicaciones, y totalmente innecesario para otras. Ejemplo: vasos, platos y cubiertos desechables.

Amigos, por favor, no puede ser 2018 y nosotros seguir creyendo que el unicel se va a biodegradar un día por arte de magia así que da igual si me sirvo café en este vaso desechable porque me dio flojera limpiar mi taza de café. No, no, y no. Si ciudades grandes y complejas como Nueva York han podido prohibir por completo el uso de unicel en sus comercios y eventos, entonces tú puedes llevar tu recipiente contigo a todas partes y rechazar el unicel a diestra y siniestra.

11. Conocer la biodiversidad de mi localidad

Dice un dicho por ahí que no podemos cuidar lo que no conocemos. Y en el caso de nuestro patrimonio natural, esto es muy cierto. Tu localidad seguro cuenta con una gran diversidad de especies nativas y endémicas que simbolizan un valor inigualable y que forman parte de la historia local.

Asiste a parques naturales, promueve la conservación y preservación de la biodiversidad, apoya proyectos que fomenten plantas nativas y no invasoras, o simplemente platícale a tus primos y hermanos sobre la importancia del paso de un ave migratoria por tu estado. Todos los esfuerzos de concientización y educación siempre suman y empoderan a la comunidad a mejorar.

12. ‎Invitar a alguien a sumarse a reducir su impacto ambiental

¡Dos es mejor que uno! Y en el caso de proteger al medio ambiente, ¡lo mejor es todos! Así que si ya te convenciste de que hay acciones que puedes tomar para reducir tu impacto ambiental y la importancia que cada una conlleva, ahora invita a alguien más a realizarlo. Hagan un reto entre amigos a ver quién prepara el mejor platillo vegetariano; júntate con tu familia a hacer sus propias pastas de dientes y desodorantes para evitar micro plásticos, o haz un evento en tu parque para reconocer especies y recoger la basura presente. Al final del día todos los que iniciamos este camino fue porque alguien más nos inspiró, y pues bueno, tu puedes ser ese alguien para una persona cercana a ti en este 2018.

 

¿Qué te parecieron estos propósitos? ¿Crees que vayas a adoptar alguno? Recuerda que no tienen que ser doce, ni siquiera más de un propósito el que te asignes para el siguiente año. Pero empezar con la intención y ponerte fondo y forma ayuda bastante para poder cumplirlo.

Feliz año nuevo a todos! Y nos seguimos leyendo,

Karla

 

Ideas rápidas y amigables con el medio ambiente para decoraciones navideñas

Cada año por ahí de octubre (aunque a veces desde septiembre) en todos los supermercados y centros comerciales comienza la locura por adquirir decoraciones navideñas con temáticas novedosas como la película de moda (ehem, Star Wars), el equipo campeón, algo que brilla más o tiene nuevas combinaciones de color, etc. Algunos lo odiamos, otros lo amamos, pero siempre viene en conjunto con las épocas navideñas.

La realidad es que tantas decoraciones nuevas solo suma a la cantidad de basura producida en estas épocas, que por lo regular aumenta para todas las familias. Empaques plásticos, envoltorios laminados y regalos desechables contribuyen a este gran problema.

Así que hoy les quería compartir algunas ideas rápidas para no dañar al medio ambiente pero aún así puedas celebrar el espíritu navideño en tu hogar durante estas fechas.

Para ellas vamos a partir de estos principios:

  • Nada de plástico – ni pinos ni adornos
  • Preferir materiales naturales, tanto que puedes extraerlos tal como están de un parque o tu patio
  • Si no son naturales, entonces que sean 100% biodegradables o reciclables
  • Optar por un “look” minimalista – esto no es requisito pero nos guiará para diseñar nuestras decoraciones sin consumir en exceso

Aclaración antes de continuar: las ideas que les comparto aquí son de varios creadores y creadoras que encontré en internet, así que encontrarás links para los artículos originales donde puedes checar los tutoriales de cómo replicarlos 🙂

Pinos

A menos de que ya tengas un pino de plástico, siempre va a ser mejor utilizar uno natural. Se estima que para que el impacto de uno de plástico se equilibre tendría que ser usado más de 12 veces, pues su proceso de producción y fabricación es muy contaminante. Además de que tomaría más de 100 años en biodegradarse versus uno natural que puede ser utilizado como composta.

Para asegurarte de obtener un buen pino natural con bajo impacto trata de comprarlo a alguien de confianza con quien puedas preguntar cómo fue extraído y si se utilizaron prácticas sostenibles para recuperar el pino. También, corrobora que sea tala legal.

Si no te convence entonces te recomiendo esta aún mejor opción disponible en Monterrey que consiste en adoptar tu propio pino por las fechas navideñas a cargo de la organización civil Reforestación Extrema. Al final puedes decidir si regresarlo para que ellos lo planten o si deseas quedártelo para plantarlo tu. Es una gran opción que no genera residuos ni impacto ambiental (salvo el transporte de llevarlo a tu casa).

24068244_10155645960570973_3848487169598041618_n
Foto por Julia Morales

Si la idea de un pino convencional no es tu hit, hay bastantes ideas en internet que pueden resultar más prácticas, más baratas y mucho más ecológicas.

Por ejemplo, un montón de ramas acomodadas para dar la forma de un pino. Los puedes recoger de algún parque cercano o pedirlos en tu invernadero local.

7480170_f520

Aquí hay otra idea de diseño con ramas:

sub-buzz-413-1481110751-5

f155b2954cb497417627c73e42dcb245

O un pino completamente natural que puedes plantar después de usar. Solo recuerda mantenerlo con mucha atención y evitar daños. Y siempre prefiere una especie nativa a la región en donde vives.

8bbe523113c8433d09fb70a15bb0efb5

Adornos para el pino

Para adornar el pino en lugar de esferas y guirnaldas de plástico, vamos a optar por objetos naturales o de materiales reutilizados. Si al final los puedes reutilizar, que genial, pero si no, entonces asegúrate que el material sea biodegradable o por lo menos reciclable.

Figuras de origami hechas con papel reutilizado, puede ser periódico o de algún libro que tengas que ya no sea útil para donar. Estas son de forma estrella:

57c1e755bd693e6d45b6dc412220473c

También puedes hacer algunos con pequeñas ramas y dar la forma que más te guste. Aquí un tutorial para las primeras dos fotografías (en inglés).

twigornaments10web-768x512

twigornaments11web-768x768

deco-rustique-noel-etoiles-branches

Frutos secos o deshidratados pueden ser un delicioso aperitivo o una manera de hacer popurrí, pero también sirven de adornos! completamente naturales, biodegradables y además muy baratos. En internet hay muchos tutoriales e ideas, como esta, esta y esta (fotos aquí abajo), pero te puedes poner creativo y secar tu planta o fruto favorito!

da219b0da05514e3cd8e8f38603d32d0

aHR0cCUzQSUyRiUyRmFiZWF1dGlmdWxtZXNzLnR5cGVwYWQuY29tJTJGLmElMkY2YTAwZDgzNTgwODFmZjY5ZTIwMWI3YzcxMmY3ODY5NzBiLTgwMHdp

5508df73847db-fruit-ornaments-s3

Guirnaldas y coronas

Si el espíritu navideño va más allá de tu sala puedes optar por una corona o guirnalda para decorar el resto de tu casa. Al igual que con los adornos para el pino, busca optar por opciones completamente naturales o hechas de materiales que se pueden reciclar. Así que, plástico vetado.

Las piñas o pinecones son una gran opción pues dan la sensación de otoño y si vives en un lugar con montañas (como el caso de Monterrey) son abundantes en estas fechas! Solo asegúrate de obtenerlas sin afectar el ecosistema. Puedes utilizarlas para hacer una guirnalda o colgarlas de muebles para agrear detalles navideños a tu casa.

how_to_make_pinecone_garland

36eb50d4449e8c0970f68a7f9bd93fb2

También puedes usar las piñas para decorar la mesa de tu comedor. Esta idea me encanta porque no ocupa mucho espacio y puedes personalizarla con diferentes colores de frutos, hojas, ramas e inclusive algunas velas, dependiendo del diseño de tu comedor.

101086995v1

101551767v1

101086996-700x840

Para la corona puedes utilizar ramas para la decoración del follaje, y las mismas ramas pueden dar la forma de la corona. Si batallas con eso un poco podemos usar algún alambre de metal (100% reciclable) para dar la estructura y sobre ella decorar. De nuevo, puedes agregar detalles de otras tonalidades, procurando materiales naturales y biodegradables. Estas son mis tres favoritas a cargo de Treasures and Travels, Salvage & Stitch y Leotie Lovely.

descarga

img_03081

a519ea483e80f8c84bc3c0120c3a8221

Cómo pueden ver, al tratar de minimizar el impacto ambiental no  necesariamente sacrificamos el diseño o decoración de nuestro hogar. La intención es ponerse creativo y como siempre, buscar alternativas más amigables que además reflejen nuestro estilo de vida.

¿Ustedes cómo decoraron su casa? Me encantaría leer más ideas!

Hasta pronto,

Karla

5 envolturas de regalo cero residuos

Ahora que ya tienes tus regalos cero residuos es momento de envolverlos. Mucha gente considera el envoltorio del regalo incluso más importante que el regalo en sí. Escoger el papel más bonito y original, con el diseño que está de moda, acompañado de un moño que combine y una etiqueta divertida es el combo para dejar a la persona que lo recibe encantado. Pero la realidad es que el papel de regalo es difícil de reutilizar, casi imposible de reciclar si es laminado o plastificado, y se pierden más de 200,000 árboles cada año para hacer estos papeles decorativos. ¿De verdad valdrán la pena?

Por eso hoy les comparto cinco alternativas (y un bonus) para envolver tus regalos en estas fiestas de diciembre que no generan basura.

Bolsa de tela

Cuando quieres que alguien incorpore el estilo cero residuos en su vida, pero no sabes cómo decírselo, ¡una bolsa de tela! Envuelves su regalo y además le obsequias un instrumento clave que puede reutilizar en el supermercado, de compras, en su vida diaria, etc. Si sabes coser puedes adecuarla al tamaño perfecto del regalo y agregarle algún cordón de color o decoración para adornar. Esto sí es un regalo zero waste.

 

IMG_20171212_172510

IMG_20171212_173023

Bufanda o pashmina

Nada mejor que usar lo que ya tienes: una bufanda con algún diseño lindo que te sirva para envolver el regalo es muy buena opción. Sobre todo, si el regalo lo abrirán ahí contigo y entonces ahí mismo la tienes de vuelta. O bien, ¡la bufanda puede ser parte del regalo! Para sostenerla en lugar puedes utilizar cordón de algodón o estambre, y decorar con hojas o ramas de tu jardín.

 

IMG_20171212_173112

IMG_20171212_172540

Papel kraft o periódico

El papel kraft es una gran opción de papel para envolver un regalo pues está hecho de material 100% reciclado y es bastante fácil de reutilizar. Además, puedes decorarlo agregando algún diseño único hecho por ti (preferible de tintas naturales para que sea más sencillo reciclarlo). Si el regalo es para un niño, por ejemplo, le puedes dar algunas crayolas y que después utilice el papel para dibujar.

Si eres de los que aún lee el periódico físico o crees que puedas recuperar alguna página del bulto de periódicos en la oficina, también son una buena opción para envolver regalos. Incluso puedes aprovechar los diseños de las páginas que tienen comics o con fotografías de deportistas y artistas para agregarle un estilo personal al regalo. También puedes usar hojas de revistas perdidas que tengas por tu casa.

Lo único de utilizar papel es que probablemente requieras cinta para unir las partes. En ese caso te recomiendo usar cinta de papel, la cual es biodegradable y menos contaminante que una de plástico.

 

IMG_20171212_172732

Frasco de vidrio

Cuando vas a regalar algo pequeño, como unas galletas o quizás un accesorio, puedes reutilizar algún frasco de vidrio que tienes en tu casa como envoltura. Así estarías dando además dos regalos, pues el frasco lo puede usar la persona a su criterio para otra función. Yo acostumbro regalarle galletas de azúcar a las familias de mis amigos, a mis profesores y a mis primos, entonces está es una opción que me encanta. Puedes adornarlo con algún cordón de algodón o listón que se reutilice, y listo.

 

IMG_20171212_173102

IMG_20171212_172430

Caja de cartón

La opción económica y quizás más sencilla ya que puedes reutilizar cualquier caja que tengas ya contigo, inclusive la del cereal. El cartón es cien por ciento reciclable por si termina en la basura, pero seguro pueden reutilizar la caja más veces. Si el patrón o diseño de la caja no es de tu agrado puedes decorarla con algún listón o cordón, o bien cubrirla con papel craft como en las opciones pasadas.

 

IMG_20171212_173040

IMG_20171212_173034

Bonus: ¡sin envoltura!

Cuando estaba en secundaria mi amigo secreto en el intercambio me regaló un juego de mesa y recuerdo que aunque me gustó el regalo yo estaba fascinada con el envoltorio. Era un papel celeste con dibujos de cohetes y serpentina de colores, la ilustración estaba bellísima. Fui el típico ejemplo de la persona que se toma el tiempo en desenvolverlo para tratar de cuidar el papel, lo guardé y atesoré por años (hoy en día me cuestiono demasiado esta decisión jaj pero en verdad estaba muy bonito) hasta que un día decidí usarlo para forrar una libreta. Eventualmente lo mandé a reciclaje junto con los papeles de envoltura de todos los años.

A lo que quiero llegar con esta anécdota es que hay quienes cometemos el error de concentrarnos en el empaque y la portada cuando lo importante es el esfuerzo y la dedicación que la persona puso en el para regalarlo. No tengo la intención de sonar súper cliché, pero cuando buscas constantemente formas de generar menos basura y consumir menos, si llegas al punto de cuestionar qué es verdaderamente necesario y que se puede evitar por completo.

Así que, si tienes la opción de dar tu regalo sin envoltura, sea un libro, una prenda o un abrazo, ¡qué mejor! Estoy segura que la persona que lo reciba lo va a apreciar.

¿Ustedes ya envolvieron sus regalos de este año? ¿qué materiales usaron?

Nos leemos,

Karla

Guía de regalos cero residuos

La época del año de búsqueda de regalos para nuestros familiares, amigos y compañeros está aquí. Entre las fiestas, posadas, intercambios y amigos secretos nos vemos muchas veces presionados a encontrar no solo algo que le guste a la persona que recibe el regalo, sino también a obsequiar un artículo consciente, que valga la pena, que no sea desechable, que tenga uso.

Al regalar algo “cero residuos” estarpas en congruencia con tu estilo de vida y también te permitirá iniciar la conversación con tus conocidos sobre porqué es importante y cuál es el impacto ambiental del consumo, para invitarlos a que también adopten prácticas similares.

Quizás te preguntas ¿qué es un regalo “cero residuos”? ¿tendré que regalar abrazos o buenos deseos quizás? Aunque estas últimas son muy buenas ideas, aquí te tengo una lista de qué puedes regalarle a alguien en estas fechas completamente sin residuos y adaptado a tu presupuesto.

Menos de $100 MXN ($5 USD)

Un popote de acero inoxidable: para esa persona que aún no se convence de que los popotes son la pesadilla de los océanos, pero siempre quiere estar trendy. Consíguelo en Mason Jars Monterrey o en Tipiah. Costo aproximado $50 MXN

popote

Jabón natural: los jabones naturales pueden ser un regalo perfecto para quien aprecia un buen día de spa (treat yo self!). Puedes conseguir de esencias, de rosas, de olores refrescantes, etc. Incluso si tu presupuesto es más amplio puedes adquirir más de uno. Costo aproximado $40 MXN

jabon

Infusor de té: para el o la adicta a la cafeína, un infusor de té metálico es un regalo esencial. Y ahora que entran épocas de frío y de quedarse acurrucados en la cama, lo va a apreciar mucho. Puedes agregarle alguna bolsita con hierbas de su té favorito, o proponer que planten sus propias esencias en alguna maceta. Costo aproximado: $50-70 MXN

infusor

Wrap de ceja de abeja: si son de los que llevan el lonche para todas partes o nunca se acaban la comida, este wrap será el regalo ideal. Completamente lavable y por tanto reutilizable, sustituye la necesidad de los envoltorios de aluminio o plástico que poco reciclables son y terminan en la basura. Hay diseños muy lindos y estos de Kaab están hechos en México. Costo aproximado: $50-70 MXN

$100-$300 MXN ($5 a $16 USD)

Vela vegana: un regalo muy lindo y detallista que queda bien tanto para una persona cercana como aquel compañero de trabajo con el que no convives mucho pero seguro le encantará. Flor de Venus es una marca local y realiza todo de forma artesanal. Una vez terminada la vela el envase es 100% reutilizable, pero seguro puedes platicar con la productora y ver la posibilidad de retornarlo. Costo $120 a $250 MXN

vela

Kit spa ecológico: un regalo perfecto para un amigo o familiar cercano! un costalito de tela (que luego pueden reutilizar) que incluye un champú en barra, un exfoliante y una crema humectante. Todos los productos de Somos Tierra son hechos en México y sin empaque. Costo aproximado: $160 MXN

kit costal

Mason Jar con popote: los Mason Jar o frascos de vidrio son pieza clave de una vida zero waste. Te salvan del apuro para evitar usar desechables y aparte se ven muy bien en las fotos. Muchas de mis amigas me han dicho que cuando algo se ve bonito les da más ganas de usarlo así que este es el regalo perfecto para quienes ocupan esa motivación. ¡Además trae su propio popote! Para aquel que trae tu jugo o smoothie diario. Costo: $250 MXN

MASON JAR

Maceta personalizada: para quienes quieran alegrar algún rincón de su casa u oficina con una planta, Urraca ofrece diseños únicos en macetas que pueden ser totalmente personalizados. Esto le agregará un gran detalle a tu regalo. Las plantas que la artista usa son por lo regular suculentas, pero puedes plantar alguna hortaliza o hierba de preferencia de quien recibe el regalo. Costo aproximado: depende del tamaño y diseño.

 

$300-$500 MXN ($16 a $27 USD)

Kit higene dental: siempre que me preguntan por dónde empezar cuando se quiere adoptar un estilo de vida cero residuos yo sugiero que por los productos de higiene, pues son de los más empacados en materiales poco reciclables y muy contaminantes. Por fortuna Proyecto Botánico maneja alternativas totalmente sostenibles con empaques reutilizables y productos libres de tóxicos, veganos y biodegradables. Con este kit no extrañarán sus productos viejos y se llevarán una grata sorpresa, pues incluye todo lo necesario: cepillo, pasta, desodorante y enjuague bucal. Costo aproximado: $350 MXN

kit dental q

Contenedor de acero inoxidable: Otro must en el kit cero residuos de cualquiera. El acero inoxidable es un material que conserva muy bien la temperatura de lo que contiene, por lo que viene bien para alimentos fríos y calientes. Incluso ya el famoso “YETI” en Monterrey es casi tradición en cualquier fiesta para mantener tu drink frío. Y un contendedor para alimentos es ideal para quien siempre trae su lonche o comida en un tupper – no libera tóxicos a diferencia del plástico y es 100% reciclable. El vaso térmico lo puedes encontrar en cualquier supermercado, son muy comunes, y el contenedor de alimentos lo puedes adquirir aquí. Costo aproximado: $400-450 MXN

 

Jarra para té: de vuelta a los fans de la cafeína, esta jarra tiene un infusor incorporado para preparar té de hoja suelta. Un gran regalo para quien planea las reuniones con los amigues y gustan de compartir alguna bebida. La puedes acompañar con una bolsa de su té favorito, o una caja de infusiones para que se de a probar de varios. De Canela y Miel tienen muchas opciones. Costo aproximado: $450 MXN

 

jarra

Más de $500 MXN

Prensa francesa: un detalle obligado a los fanáticos del café. La prensa francesa permite que filtrar mejor los aromas de los granos del café, y al no ser necesarios los filtros de papel, es una alternativa 100% cero residuos. Puedes acompañar tu regalo con una bolsa de su café favorito. Tanto, Mucho Café tiene varias opciones orgánicas y con empaque biodegradable. El costo aproximado varía mucho, hay desde $500 hasta unas con valor de $2000, dependiendo de la marca y tamaño.

prensa francesa

 

Bolsa de tejido de agave: el regalo para los fashionistas. A estas productoras llamadas Flor de Agave las conocí en un viaje reciente a Tequila, Jalisco. Realizan todos sus productos con hilo de agave, el cual recuperan del proceso de la producción del tequila, de manera que se reducen los desperdicios del proceso. Como son fibra natural, las bolsas son 100% biodegradables y las hazas pueden ser recicladas. Además del valor artesanal por ser productos hechos en nuestro país con materiales endémicos. El costo depende del modelo.

bolsa agave

 

Kit cuidado de la Piel: un kit más sofisticado que incluye mascarillas, exfoliantes, elixir y tónicos para lavar la cara. Aphotetic Co. es una marca mexicana que trabaja con ingredientes orgánicos, veganos, libres de parabenos, conservadores y colorantes. Además, los recipientes son reutilizables, cumpliendo su función sin residuos. De esta marca pueden encontrar muchos otros productos de diferentes rangos de precio. Costo del kit: $1,995 MXN

kiss

No es el regalo, es el detalle

No te limites en pensar qué regalarle a alguien especial. Muchas veces (si no es que siempre) los mejores regalos no son materiales, y al no ser materiales, son libres de residuos. Puede ser una experiencia como invitar una cena, salir de viaje, pasar una tarde juntos. También artículos que ya tengas como un libro usado, un suéter que tu tejiste, un juego de mesa de los acumulados en tu sala. Eres tú quien hace ese detalle especial.

Felices compras a todos, y que sean siempre conscientes y cero residuos.

Si tienen más ideas que pueda agregar a la lista me encantaría saberlas!

Nos leemos,

Karla

La revolución del refill

Yo soy ávida fanática de los conciertos. Llego horas antes, siempre quedo sin voz, y mis piernas requieren reposo de tanto que me la paso saltando. Es algo que disfruto mucho y que siempre insisto que no me molesta gastar mi dinero en ellos.

En Monterrey hay muchos conciertos y festivales. He podido disfrutar de muchos de mis artistas favoritos y siempre bien acompañada. Desde el 2012 que hay como 4 o 5 festivales grandes de música por año y cada año aparecen nuevos con otras temáticas, unos más grandes que otros, pero todos llenos de asistentes).

Hay algo que comparten todos estos festivales en común: la cerveza. Monterrey (la ciudad donde vivo) demás de ser casa fundadora de una de las cerveceras más grandes del país, pues por las temperaturas altas que se presentan la mayor parte del año también consumimos bastante. Y aquí todos los festivales están patrocinados por una cerveza. Es decir, dentro del festival el consumo de cerveza (si eres mayor de edad, claro está) es casi un must.

Menciono esto porque aquí es donde como zero waster se pone un poco complicada la asistencia al festival. En cuanto a la comida yo pudiera optar por opciones en empaques biodegradables o reciclables (como cartón) y evitar usar utensilios plásticos. En mi entrada puedo enviar a reciclar mi boleto y así evitar el desecho. Pero en la bebida, y específicamente en la cerveza, nos quedamos casi sin opción (una opción siendo abstenerse de tomar).

Para mi (des)fortuna, el primer festival al que asistí fue Austin City Limits, que se celebra cada año en la ciudad de Austin, Texas en Estados Unidos. Este festival cuenta con iniciativas de reducción de impacto ambiental. Entre ellas, está el refill. En el caso de agua tu puedes entrar con tu botella reutilizable y recibir refill de agua potable todo el día completamente gratis. Y en la cerveza, mucha viene en latas y hay un programa de reciclaje muy completo por parte del festival.

Water-refill-station-ACL-
Estaciones de refill de agua potable

Pero en los festivales en Monterrey no existe este formato. Es un vaso por cerveza, cada vez que compras cerveza. Y así es como se forman las famosas torres de vasos. Si no estás familiarizada con una, aquí te comparto una foto.

torre1

Famosas torres que hasta parece competencia quien junta más. Y pues si te gustó el diseño del vaso o te gusta coleccionarlos pues los cuidas y te los llevas a tu casa y los reutilizas. Pero quien no (que son la mayoría) los desechan ahí mismo y se convierten al final del evento en esto:

En pocas palabras, una tormenta de plásticos con poca probabilidad de ser reciclados. Definitivo hay algo que podemos hacer al respecto!

La revolución

A inicios de este año una petición en Change.org sugería que el festival Pa’l Norte (uno de los más grandes e icónicos de mi ciudad) dejara de utilizar unicel y desperdiciar tanto plástico. Dicha petición fue iniciada por Perla Martínez a través de su campaña Revolución Refill.

17155258_1336447193111846_1669140230706177398_n

Obviamente me hice seguidora desde el primer día y firmé y compartí la petición. Pa’l Norte no hizo nada al respecto, pero hoy es fecha que, gracias al movimiento, ya muchos otros festivales se pusieron las pilas.

Recientemente pude trabajar de la mano con Perla en implementar un sistema de refill y segregación de residuos para el festival Cielo Mágico. La experiencia fue increíble, trabajar de la mano con organizadores que muestran la disposición y compromiso a reducir su huella ecológica por generación de basura y además incentivar a la gente a participar en el proceso fue muy positivo. Junto con un equipo de 20 voluntarios logramos separar más de 400 kg de residuos reciclables, lo que equivale a más de 200,000 toneladas de CO2 evitadas a la atmósfera.

cm1
Monitoreando la segregación
cm2
¡Descuento por pedir refill!
cm3
El equipo de voluntarios del domingo
cm4
Nuestro sitio de recuperación de residuos reciclables

R de Refill

Si alguna vez has asistido a un festival de música o evento masivo, tu huella ecológica ha aumentado. Se estima que una persona que asiste a un festival de música masivo promedio de un día emite aproximadamente 33 kg de dióxido de carbono y genera 9 kg de residuos que no se reciclan.

Así que cualquier actividad que realices para reducir tu impacto ambiental al asistir a un evento sí tiene un impacto.

Pedir refill en tu bebida es una actividad que promueve la jerarquía de los residuos, porque:

  • Reduces la cantidad de vasos y residuos plásticos
  • Reutilizas tu envase

De esta forma se logra que cada vez haya menos torres de vasos y por ende los espacios naturales en donde ocurren estos festivales no sufran un gran deterioro ambiental.

Así que en tu siguiente festival o concierto, ¡pide refill! Dile a tus amistades que pidan refill, al de la barra que ofrezca refill, a los organizadores que instauren el refill. Después de todo, no es algo nuevo pues ya se hace en muchos festivales y también tiene un gran beneficio ambiental. Y tu reduces tu generación de basura, un vaso a la vez.

¿Tú alguna vez haz pedido refill en un evento? ¿Cuál fue tu experiencia? Me encantaría conocerla!

Nos leemos,

Karla

DIY BENTO BAG / Bolsa Azuma Bukuro con una camisa de segunda mano

Hace como un mes fui a pasear a un mercado con una amiga aquí en Monterrey buscando unas semillas que venden muy baratas, y de paso en uno de los toldos nos encontramos con una gran pila de ropa usada. No sé si han ido a un mercado antes, pero casi la mitad de los puestos venden ropa de segunda mano. Obviamente depende del mercado al que vayas, pero si hay bastantita variedad y si andas buscando algo específico igual te tomará más tiempo, sin embargo vale la pena.

IMG_20170723_094622
En realidad sí son pilas y pilas enormes de ropa de segunda mano

BUENO, regresando al punto, mi amiga y yo nos echamos un clavado a la montaña de ropa usada por curiosas y encontré cosas muy lindas! Un vestido negro y una falda (que después les mostraré en un post de ropa de segunda mano) y mi amiga un par de blusas. Pero en eso, me encontré con una camisa de la cual me enamoré el patrón!! Se me hizo muy lindo el diseño pero no me encantaba la forma y sabía que no me la iba a poner. Y pues no es bueno comprar por comprar. Así que le di una pensada unos 5 minutos en lo que mi amiga seguía viendo ropa y en eso supe: UNA BOLSA!!

Desde hace rato que traía intenciones de hacerme una bolsa más pequeña para transportar cosas prácticas en mi bolsa de mano y me llamaron la atención las bolsas tipo bento. Así que me decidí a utilizar la tela de la camisa para hacerla, aprovechando que me gustó el patrón y que podría aprender en el proceso.

Entonces (después de esta larga introducción) aquí les vengo a compartir el proceso de cómo hacer tu bolsa tipo Bento a partir de una camisa.

regreso a clasessinresiduos (2)

  • Dificultad: Fácil
  • Tiempo: 30 minutos
  • Costo: Bajo (la camisa me costó $25 pesos mexicanos, que es aproximadamente $1.4 USD)

Antes de empezar, una bolsa tipo Bento es una bolsa de mercado típicamente utilizada en Japón, también conocida como una bolsa Azuma Bukuro. Es muy práctica, fácil de hacer y también de adaptar al tamaño que lo necesitas. He visto que muchas zero-wasters las utilizan como lonchera para transportar sus snacks o comida. Al final es una bolsa reutilizable que puedes lavar y que evita que uses bolsas de plástico!

¿Qué necesitas?

  • Una prenda de segunda mano o trozo de tela para tu bolsa. El tamaño o medidas dependen de qué tan grande quieres tu bolsa. Al final del artículo te vas a dar una idea de las dimensiones del producto final. Mi camisa es (era) talla 38 y tuve que limitarme a la cantidad de tela que contenía.
  • Tijeras
  • Aguja o máquina de coser
  • Hilo
  • Gis o lápiz para marcar la tela
IMG_20170925_011638
Esta es la camisa que utilicé para hacer la bolsa tipo Bento

Para aprender a hacerla lo que hice fue investigar en internet y resulta que este diseño está fundamentado en una figura de origami. Entonces seguí los pasos del patrón, el cual en realidad son solo 3 dobleces. Para que funcione como bolsa lo que haremos será coser los bordes y listo!

El primer paso en caso de que estés utilizando una prenda de segunda mano es remover las partes que se van a estorbar. Yo en este caso decidí cortar las mangas porque sabía que iba a usar la tela en la parte del torso, y al momento de cortar me iba a causar un poco de problema con el doblez. Así que snip snip, se van!

IMG_20170925_014251
Corté también la costura pues no la necesitaba para el patrón

(Aprovecharé para disculparme por la mala calidad de las fotografías. No tengo cámara profesional, todas las tomo con mi celular, que es algo “viejito” porque me rehúso a comprarme uno nuevo jaja y además decidí hacer esta bolsa a medianoche porque #insomio y no tenía la mejor iluminación jeje. Espero se pueda apreciar bien.)

Después abrimos y extendemos la camisa para cortar la tela y obtener dos tiras (si quieres que la bolsa tenga forro, si no, con una sola tira la haces). Las medidas de las tiras como comenté son libres a tu elección dependiendo del tamaño que gustes, la única restricción es que el largo debe ser 3 veces la medida del ancho. Así que si tu tira tiene de ancho 20 centímetros, su largo debe ser de 60 centímetros.

Yo en este caso como estaba limitada por el tamaño de la camisa opté por un ancho de 8 pulgadas y un largo de 24 pulgadas. Usé el gis blanco para trazar ambas tiras y corté.

Ya con las dos tiras hechas lo que sigue es coserlas juntas para crear la base de toda la bolsa (si preferiste no ponerle forro a tu bolsa entonces sáltate este paso). Para ello vamos a poner una tira sobre la otra con el lado correcto/bonito hacia dentro. Es decir, tienes que estar viendo el lado de adentro de la camisa o prenda o el lado incorrecto de la tela que estas usando.

Así acomodadas usaremos alfileres para sostener ambas tiras juntas y cosemos las dos tiras juntas, dejando un espacio sin coser para poder voltear la tela y así la parte bonita queda eventualmente hacia afuera. Así como se muestra en la siguiente figura (línea punteada indica por donde se debe de coser las tiras juntas).

tiras coser.png

Yo utilicé mi máquina de coser que tengo desde hace años pues estuve en clases de corte y confección por un tiempo. Es un hobbie que disfruto mucho y que de hecho comencé por necesidad y curiosidad en saber hacer ropa con material que ya tenía y buscar evitar el consumo de fast fashion. Después les contaré un poco más de eso.

Ya que cosimos todo y dejamos ese pequeño tramo sin coser, lo utilizamos para dar la vuelta a toda la tela. Es importante que las orillas queden bien estiradas y planas. Para ello puedes planchar la tela si quieres, y ya volteada cosemos encima del tramo abierto.

IMG_20170927_213752
Cuando sacamos la tela por el tramo que dejamos sin coser queda expuesto el lado correcto o bonito

Ahora sí a la parte origami de la bolsa. Debo confesar que me tomó más tiempo del que pensé en entenderle al modelo a pesar de que solo son 3 dobleces. TRES. Y comoquiera me confundí toda y tardé en conseguir la forma adecuada. pero ¡lo logré! Y ya no me volveré a confundir.

Bueno en fin, entonces extendemos nuestra tira y lo que sigue es seccionarla en 3 partes iguales. Esto puede ser con un doblez sencillo o si prefieres marcarlo con gis o lápiz también se puede.

tira tres secciones

En la sección del lado derecho vamos a doblar la punta inferior hacia adentro, de manera que el filo del costado quede alineado al filo horizontal superior.

esquina derecha arriba

Igual para el lado izquierdo vamos a doblar la esquina hacia dentro, pero en este caso va a ser la esquina superior para que quede alineado con el filo horizontal inferior.

esquina izq arriba

Ahora, debemos hacer un doblez que “conecte” esos dos dobleces que tengo, de manera que va a quedar la forma de la bolsa expuesta. Si haces el doblez en la otra dirección, te va a quedar una tira larga y esa forma no nos va a servir (aquí fue donde yo me equivoqué varias veces jeje)

doblar

Ya con la forma de la bolsa final podemos ver cuales secciones van a requerir costura de manera que la bolsa quede terminada. Básicamente es coser los dos “triángulos” que se ven de cada lado. Como aquí se ve:

bolsa terminada.png

Ya con ambos lados cosidos, le das la vuelta para que la costura quede por dentro y ¡LISTO! Tu propia bolsita Bento para tus artículos personales a partir de una prenda de segunda mano!

IMG_20170928_174646

La primera vez que la hagas puede que te tome más tiempo para evitar alguna equivocación o que la costura salga chueca, etc. Sin embargo cuando la terminas la verdad puedes darte cuenta que es un proceso muy sencillo, por lo que lo puedes repetir muchas veces. Quizás le puedas obsequiar alguna a tus amigues, familiares o utilizarlas como bolsas de regalo! Sale más barata y reutilizable, y es fácil de personalizar al tamaño que gustes.

Yo estoy enamorada de la mía, la he estado utilizando para transportar mi popote y servilleta cuando sé que voy a un lugar a cenar que no usa desechables, y también para cargar mis snacks cuando voy al trabajo.  A la otra que vaya al mercado buscaré una tela un poco más grande para intentar hacer una bolsa para el súper.

IMG_20170928_174633

Platíquenme si lo intentan y cómo les va! Cualquier duda si no dejé algo claro pregúntenme con confianza.

Un abrazo,

Karla